📱658149581 ⁄ 📩contacto@linkedgrowing.com

Blog Post

Porqué NUNCA llegaré a 30.000 contactos en LinkedIn. Y porqué NO me preocupa…

Porqué NUNCA llegaré a 30.000 contactos en LinkedIn. Y porqué NO me preocupa…

30.000. Cifra que LinkedIn ha fijado como el máximo de conexiones que podemos tener en esta red. Y cifra que no aspiro a alcanzar en ningún momento aunque mi red crece por momentos. Pero es que también decrece. No busco cantidad, quiero calidad en mi red. Os cuento porqué...

 

Cada vez huyo más de la acumulación de profesionales como si de cromos se trataran en esta red y cada día que pasa estoy más convencido de lo eficaz que puede llegar a ser LinkedIn como una herramienta estratégica para nuestros objetivos. Llevado al refranero popular vendría a ser aquello tan manido de "A menos bulto más claridad". Más claridad para gestionar nuestros propios intereses profesionales en LinkedIn. Porque no lo olvidemos, se trata de eso el trabajo en esta red.

Puedo entender que haya profesionales que se dejen impresionar por lo "sencillo" que puede ser acceder a otros profesionales (normalmente con una invitación sin personalizar) y que encima tenga éxito siendo aceptada. Es probable que esa gente con una práctica tan poco recomendable como las invitaciones personalizadas consigan su aceptación y poco a poco su red vaya pasando de 100 contactos a 600. De 600 a 1.300. De 1.300 a 3.000. Y sigamos subiendo. ¿Porqué no llegar a 30.000 ya puestos?

Puede ser que tú, lector, estés leyendo este post y te preguntes que cómo un usuario como Jorge Suárez González con más de 8.000 contactos en su red puede hablar de "adelgazar" su red y no acumular contactos sin más. Las respuestas ante tamaña supuesta incoherencia os las cuento a continuación...

Porque selecciono a mis contactos

Sí, y los selecciono en dos vertientes. Tanto a la gente que invito como a la que acepto. Mi red ha ido creciendo en estos 9 años de uso porque gestiono LinkedIn de una forma diaria y buscando siempre contactos interesantes. Os dejo una media muy simple:

Gestión de 5 contactos nuevos seleccionados cada día X 200 días al año de gestión en LinkedIn= 1.000 contactos

1.000 contactos X 9 años= 9.000 contactos

No es tan disparatado, ¿no?

Porque hago limpieza periódica de contactos

Sí, y lo recomiendo. Con una gestión intensa de LinkedIn es posible que hayamos invitado o aceptado contactos que en un momento dado considerábamos interesantes. Y que el tiempo ha demostrado que no eran tal cual. Os pongo un ejemplo: en mi caso, en ocasiones hago búsquedas concretas de determinados perfiles y/o sectores que me pueden interesar para hacer promoción o informar de determinados eventos o campañas que hacemos desde Enviroo. Esos contactos muchas veces entran en mi red por una invitación personalizada que aceptan.

Es posible que pasado un tiempo alguna de estas personas ya no te interese tenerla de contacto. Las razones pueden saltar muchas veces a la vista al volver a ver a ese contacto (red muy escasa, sin prácticamente actividad en LinkedIn, fotos de perfil "raras"...) En mi caso suelo hacer esa limpieza desde la versión del móvil de LinkedIn ya que carga más rápido y es más sencillo. Una opción es ordenar los contactos por nombre o apellidos.

Porque hay contactos con los que contactas pero no comunicas

El silencio, ¿lo oís? Es lo que ocurre con esos contactos a los que después de incorporar a tu red intentas seguir en la búsqueda de sinergias con un mensaje directo y ampliando información y la respuesta es la nada más absoluta. Llamémoslo poco uso de esta red, desconocimiento de sus herramientas, ¿timidez?. El hecho es que no hay comunicación, pilar fundamental para buscar sinergias. Otra razón más para abandonar el barco de mi red de contactos. Aquí os muestro un ejemplo (hasta consta como leído el mensaje como se ve)

Porque no colecciono contactos para ponerme medallas

Nunca veréis en mi titular un inicio tipo 9,5 K, 12K o similar. ¿Esto de qué va? ¿De creerse importante en esta red por el número de contactos que tienes o de buscar posibilidades?. Lo primero es super fácil dedicándole tiempo y "a lo loco". Lo segundo hay que darle unas cuantas vueltas. Vueltas en forma de estrategia, por ejemplo. Y ahí viene el siguiente y último punto.

Porque tengo una estrategia de trabajo en LinkedIn

Y mi estrategia está basada en varios puntos:

-Gestión personal con cada nuevo contacto:  no se trata de acumular, se trata de captar y de intentar buscar sinergias. Una operativa sería: invitación personalizada, invitación aceptada, mensaje de bienvenida, estudio de reacciones.

-Gestión en los grupos a los que pertenezco: estar en grupos no es solo por el hecho de tener más opciones para publicar sino por la posibilidad de entablar conversaciones directas con mucha más gente (miembros de esos grupos) con los que no tengo una conexión directa de primer grado. Sin embargo, por ser compañeros de grupo LinkedIn nos asocia y nos permite enviarles mensajes. Un ejemplo.

Son pasos o acciones siempre tendentes a la búsqueda de objetivos en esta red tan potente como es LinkedIn. Es la primera forma de empezar a sacarle partido.

Os invito a dar una vuelta de tuerca a vuestra estrategia en esta red antes de acumular contactos como cromos. Si queréis hacer un álbum de calidad, podéis empezar a pensar en vuestra estrategia más eficaz en LinkedIn. 

Mientras lo pensáis, gracias por estar ahí. Seguimos conectad@s.

Related Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies