¿Bicho raro en LinkedIn? yo lo soy (y os cuento porqué…)

Este es un post personal (y cuál no, os preguntaréis…). Pero es más personal si cabe porque hablaré de mis «defectos» profesionales, de mis «malas costumbres» en LinkedIn. Aquellas que me hacen ser un «bicho raro» en esta red. Y me gusta encontrar a más gente peculiar en la mayor red profesional. Después de leer lo que viene a continuación me comentáis si pertenecéis a este club PASP (Peculiares Aunque Sobradamente Profesionales)

Y ya puestos a contar rarezas empiezo con las mías en LinkedIn (algunas las enumeré recientemente en una publicación en la red).

1.-Pues resulta que me gusta humanizar la red, relacionarme lo más posible con mis contactos. Vamos lo que se dice normalmente como interacción. Y hay más gente a la que le va esa peculiaridad. Por ejemplo, mi amiga profesional, la gran Mayte García Caneiro. Os dejo un ejemplo.

2.-Porque publico cuando quiero contar algo, no obsesionado con mejores horas, mejores días (demasiado marketing para mí…). Y eso que está más que estudiado y vuelto a estudiar en cuanto a mejores horas y días. Como ejemplo deciros (si estáis obsesionados con esta cuestión) que los martes entre las 10 y 11 de la mañana es cuando se registra el mayor número de clics y acciones (Fuente: Marketinet.com)

3.-Porque no me gustan los perfiles que no tienen apellidos (perfiles de empresas) o caras extrañas o que tienes que deducirlas. Tal vez sea por desconocimiento (los perfiles de empresas) o por poco uso o dejadez (las caras raras o a deducir). De todas formas, tanto unos casos como otros tienen solución.

El primer caso creándose una página de empresa que es super sencillo:

Y para el segundo caso, tal vez no sepan que existe un analizador de fotos de perfiles de LinkedIn y te da una orientación de la calidad y de cómo mejorar esa faceta que estamos dando. Echad un vistazo a Snappr…

https://www.snappr.co/photo-analyzer/

4.-Tal vez 8384 personas puedan parecer muchas, no lo niego. ¿Sabéis que podemos llegar a tener hasta 30.000 contactos en nuestra red? Hay gente que los tiene y me parece loable. Os puedo asegurar que con el uso que hago de esta red podría haber llegado a ese número hace mucho tiempo y sin embargo no estoy ni en la tercera parte. ¿Porqué? Porque busco y añado a gente que aporta y esa es la que me gusta tener en mi red. No quiero toxicidad ni gente que lastre. Y he eliminado y seguiré seleccionando contactos de mi red. Os invito a revisar de vez en cuando vuestra red. Un contacto no es para siempre (suena a título de canción…)

5.-Y esos contactos son eso: contactos. De momento no busco nuevos amigos porque además no creo que se trate de eso Linkedin. Busco contactos con los que indagar sinergias profesionales. Es posible que surjan o no, quién sabe. Que de ahí, de la interacción posterior lleguemos a tener tratos profesionales fantástico. E incluso tengo que decir que con el tiempo algunos de esos contactos no sólo los he desvirtualizado, sino que se han convertido en buenos colaboradores y hasta amistades personales. Daños colaterales. O más bien, beneficios colaterales diríamos…

6.- Otra de mis rarezas es que interacciono en distintas cuestiones (estrategia en LinkedIn, economía circular, emprendimiento, etc…) y a veces busco respuestas de mis contactos. Entiendo que LinkedIn nos da opciones fáciles como los «Like» o las respuestas predefinidas de los mensajes tipo «Gracias» y que a veces todo el mundo los usamos. Pero ¿no os parece descortesía contestar con un gracias a una pregunta planteada en un mensaje? ¿O será otra rareza mía?

7.-Hemos hablado ya del índice SSI (Social Selling Index) y los parámetros que mide. Tiene su importancia y no la voy a negar. Pero llega un momento de mi gestión que me importa mucho más tener clara mi estrategia, a qué dedico el tiempo y las acciones en LinkedIn que a un índice que unas semanas sube y otras baja. He llegado a la conclusión de que mi índice SSI aumente o disminuya me da igual. Para mí es prioritario tener mis objetivos y estrategia de actuación definidos.

8.- Ah, por cierto y ya para ir terminando con rarezas. A mí LinkedIn me ha servido, me sirve y espero me siga sirviendo para distintos objetivos profesionales que voy teniendo que cumplir en estos últimos años. ¿Que a vosotros no os sirve? pues puede ser, si pensabais que iba a ir de evangelizador, no estáis leyendo el post acertado.

9.- Y relacionado con el anterior punto, va mi última rareza. Pongamos el caso que de todas formas queréis hablar sobre vuestro caso profesional y si LinkedIn os puede ser de ayuda. Pues estaré encantado de tener una pequeña conversación. Eso sí, de lunes a viernes ya que no uso ni actúo en LinkedIn en fines de semana o festivos. Para mí es una red profesional a usar en mi tiempo profesional. Y no estoy de guardia en fines de semana o similares con LinkedIn. Aquí os dejo un ejemplo de una conversación empezada un viernes y terminada el lunes siguiente:

Si tenéis estos síntomas raros usando LinkedIn, bienvenid@s  al club PASP. ¡¡¡Adelante!!!

Estamos en contacto…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies