Poniendo luz a las funciones más oscuras de LinkedIn

Invitar, enviar mensajes y publicar. La trilogía que más se usa en una red como LinkedIn. Y sin embargo hay muchas otras funciones o aplicaciones más oscurecidas y que pueden darnos resultados de lo más interesantes para nuestra actividad en esta red. ¿Las iluminamos un poco para conocerlas mejor?

Conocer mejor todas las opciones de una red como LinkedIn nos servirá para abrir puertas. O cuando menos, si las tenemos cerradas, saber porqué no nos interesa abrirlas profesionalmente. Vamos a conocer alguna de esas puertas que nos llevan a caminos interesantes de LinkedIn.

1.-Asesoramiento Profesional

¿Cuántos de vosotros os consideráis buenos o muy buenos en alguna materia/temática? pues tenemos una opción más que interesante para activar ese potencial y que sea encontrado por otros profesionales de la red. Se trata de la opción de Asesoramiento Profesional que podemos activar desde el Panel que tenemos entrando en nuestro perfil.

Una vez entramos tenemos que editar nuestras preferencias:

  • A qué personas creemos poder asesorar

  • Y sobre qué temas podemos asesorar, escribiendo un pequeño mensaje introductorio

A partir de ahí semanalmente LinkedIn irá cotejando profesionales que se hayan interesado y nos llegarán 3 perfiles (como máximo) con un mensaje. Ahora es cuestión de analizar esos perfiles, porqué nos solicitan y ver si procede dar al botón de «Entablar conversación»

De ese tipo de relaciones (ojo, no sois contactos aunque estéis intercambiando mensajes) pueden salir relaciones, colaboraciones, sinergias. El nombre ponedlo vosotros…

2.-Reconocimientos

Una reciente prestación que LinkedIn ha incorporado y que puede dar un juego muy interesante, sobre todo a la hora de generar contenido e interacción con nuestra red de contactos.

El objetivo de los reconocimientos es dar una palmada en la espalda a esos contactos que creemos que merece la pena felicitar por un gran trabajo, una gran presentación, un buen ambiente de equipo, etc…

Para empezar a trabajar una recomendación, nos vamos a nuestro time-line y optamos por la opción «Comienza una publicación». Una vez dentro ya vemos la medalla que será la que nos abra la puerta a nuestro contacto reconocido.

Después de haber elegido al contacto/s a reconocer, tenemos una galería ya configurada por LinkedIn con diversos lemas, como podemos ver:

Y a partir de ahí, personalizar el mensaje que queremos transmitir, incluir algún #hastag para indicar términos o temáticas que posicionen mejor el reconocimiento. Eso sí, esta función no es ilimitada, tenemos un número de reconocimientos semanales limitado, lo cuál es en cierto sentido lógico. No iremos a dar reconocimientos a todos nuestros contactos a todas horas, ¿no?

3.-Slideshare

Otra de las prestaciones de LinkedIn que más infrautilizada se encuentra. Nada más y nada menos que disponemos de una gran biblioteca de presentaciones (en formato pdf) de las más diversas temáticas colgadas en esta opción. Y lo mejor de todo, podemos echarles un vistazo, descargarlas en nuestro equipo y, por supuesto, compartirlas con nuestra red. Una posibilidad que nos da muchísimo juego a la hora de tener material que compartir con nuestra red.

Para acceder a Slideshare, solo tenemos que ir al panel superior de nuestro LinkedIn en la cuadrícula y pinchar en la opción de esta función:

Una vez dentro de Slideshare, podemos buscar por la temática que queramos y ver presentaciones de profesionales más que interesantes.

Una vez encontrada la presentación que nos encaja más para trabajar tenemos distintas opciones. Sin duda la más interesante es acercarnos a los iconos de redes sociales y escoger el de LinkedIn.

De esta manera se nos habilitará la opción de compartir esa presentación como cualquier otro material de publicación. Podemos mencionar a contactos que nos interesen, insertar #hastag de interés, etc…

4.-Nuevas perspectivas para nuestro feed

La información que queremos que nos muestre nuestro feed la podemos (y es más que recomendable) controlar. Y no sólo teniendo en cuenta a qué personas incorporamos como contactos, sino a quiénes de esos contactos vamos a seguir su actividad, o sea, todo lo que publiquen. ¿Nos interesa seguir la actividad de nuestra red de contactos? eso es interesante tenerlo en cuenta.

Y luego también darle la vuelta a la pregunta. ¿Tal vez nos interese seguir la actividad de otros profesionales que no sean nuestros contactos?

Tanto en un caso como en el otro lo tenemos en nuestra mano. Y desde el mismo lugar. Situémonos en la página de inicio en la parte derecha donde indica «Ver todas las recomendaciones»

Una vez dentro tenemos donde abrir juego tanto siguiendo nuevas perspectivas o controlando a quién seguimos de nuestros contactos.

En estos apartados simplemente tenemos que indicar «Seguir» si no estamos siguiendo a esa persona o desactivar esa opción, en caso contrario.

Estas son algunas de las funciones más desconocidas e infrautilizadas de esta gran red que es LinkedIn. A veces, conviene aventurarse por caminos menos transitados, iluminarlos suficientemente y sacar a la luz todas las posibilidades que esconden. Y vosotros, ¿os animáis a explorar nuevas vías de trabajo en LinkedIn?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies